Con esta pregunta en mente, realizada por uno de nuestros participantes del Curso de Automatización Industrial, vamos a definir algunas de las características que nos permiten distinguir las funcionalidades y aplicaciones de estos dispositivos en el control de procesos industriales.

De forma particular, el término "RTU" significa "Unidad Terminal Remota" o "Unidades de Telemetría Remotas". Una RTU es un dispositivo electrónico controlado por un microprocesador cuya función principal es la de interconectar un Sistema de Supervisión, Control y Adquisición de Datos (SCADA) con los equipos presentes físicamente en los procesos. El objetivo de la conexión entre el SCADA y los equipos del proceso es la transferencia de datos que puedan ser medidos y controlados a distancia a través de funciones de Telemetría y Telecontrol.

Por otra parte,un Controlador Lógico Programable (PLC por sus siglas en inglés) se define como un dispositivo electrónico digital que utiliza una memoria programable en la que se guardan instrucciones para implementar funciones: lógicas, de secuencia, de sincronización, temporización, conteo y aritméticas, con el fin de controlar máquinas y procesos electromecánicos por ejemplo, líneas de montaje en fábricas, accesorios de iluminación, atracciones mecánicas, entre otras. Están diseñados especialmente para disposiciones de salida y entradas múltiples. Tienen inmunidad al ruido eléctrico, resistencia a vibraciones e impactos, así como variados rangos de temperatura, entre otras características funcionales. Algunas de las funciones de los PLC son: control de procesos, control de retransmisión, control de movimiento, redes, etc.

Comencemos por precisar que ambos son dispositivos electrónicos con arquitecturas internas de hardware muy similares, basadas en módulos de procesamiento, memoria, entrada/salida, comunicación, módulo de alimentación, entre otros. Estas características compartidas justifican la pregunta, ya que la funcionalidad de ambos dispositivos en la actualidad se superpone entre sí en varios modelos y aplicaciones, es decir muchos proveedores de RTU las venden con características similares a las de los PLC, y los proveedores de PLC los venden con características similares a las de las RTU.

Esquema general de la arquitectura interna de un sistema para RTU y PLC

Inicialmente las RTU estaban destinadas a la medición y control remotos dentro de sistemas de Supervisión, Control y Adquisición de Datos SCADA, mientras que los PLC se utilizaban en Control de Procesos a nivel de Plantas Industriales; y la Supervisión de estos procesos se realizaba a través de Interface Hombre Maquina (IHM) Locales y Sistemas de Control Distribuido (DCS).

El desarrollo tecnológico de las RTU permitió la incorporación de control PID, control lógico y cálculo matemático, funciones inicialmente típicas de los PLC, por lo que una RTU integrada a un SCADA y un sistema de Entradas y Salidas remotas de un PLC comenzaron a tener algunos atributos comunes, ya que estas entradas y salidas de un PLC hoy en día se pueden conectar directamente a los sistemas SCADA a través del desarrollo tecnológico de módulos de comunicación en PLC, por lo cual podemos encontrar hoy en día sistemas de supervisión donde las unidades remotas sean propiamente PLC.

En este sentido, podemos decir que la diferencia fundamental entre un PLC y una RTU radica en que las RTU son más adecuadas para aplicaciones con comunicación inalámbrica que implementa sistemas de telemetría geográfica más amplia, mientras que los PLC son más adaptados a controles locales y continuos, como por ejemplo, las líneas de producción en plantas industriales de manufactura. Generalmente las RTU son componentes básicos de un sistema SCADA donde se realizan las conexiones de entrada / salida remotas utilizadas por los sistemas de control, incluidos un PLC, es decir que una RTU puede actuar en forma integrada con un PLC.

Dando respuesta a la pregunta inicialmente planteada, el diseño de una RTU se enfoca hacia la comunicación y la transmisión de datos a distancia, mientras que para el caso de los PLC, su diseño está más orientado al procesamiento de las entradas y salidas y la ejecución de tareas y algoritmos de control de procesos de mayor complejidad.

Los requerimientos industriales han hecho que el lenguaje funcional y los estándares que se aplican en las RTU y los PLC sean bastante similares, por lo cual los proveedores de tecnológicas de automatización de procesos se han visto en la necesidad de ofrecer alternativas propietarias y entornos de hardware y software para la ejecución de las tareas de dichos dispositivos, lo cual hace que a medida que avanza la tecnología cada vez hay más características compartidas entre ambos sistemas.

Según tu experiencia particular, déjanos tu comentario que permita enriquecer este debate.