El modelo piramidal jerárquico de la ISO (Organización Internacional de Estándares) propone cuatro niveles para distribuir las tecnologías aplicadas en un Sistema de Automatización Industrial.

Este modelo se utiliza de forma general para diseñar, analizar y comprender el funcionamiento de un sistema automatizado aplicado en el área de procesos industriales. El modelo piramidal muestra la forma en la que interactuan y se relacionan los cuatro niveles del sistema.

En la siguiente figura se muestra este modelo:

El modelo esta soportado sobre un nivel 0 que constituye el proceso o las operaciones del proceso al cual se le aplicaran las tecnologías de automatización.

El primer nivel de la pirámide lo podemos identificar como el nivel de instrumentación, medición y actuación, en el cual se toman todas las variables de proceso y las acciones que puedan influir para generar cambios en dicho proceso.

En un segundo nivel la información del nivel 1 es recibida a través de señales para centralizar toda la información que viene del proceso o que va hacia el proceso. Este nivel lo podemos identificar como el nivel de control local y recolección de datos.

Seguidamente en un nivel 3 de centralización, el modelo establece el sistema de supervisión y control remoto desde el cual se puede tener acceso a toda la información automatizada del proceso, así como también se pueden realizar acciones de control a distancia sobre algunos elementos específicos del sistema.

Finalmente el ultimo nivel de la pirámide es el de integración, optimización y gestión donde se gerencia todo el proceso y se toman las acciones correspondientes para que los procesos se ejecuten bajo las condiciones deseadas por la gerencia del área operacional o de producción, dependiendo de las características que tenga el sistema automatizado.

Los niveles 1 y 2 se comunican entre sí generalmente a través de señales eléctricas o redes de datos de procesos que conectan la instrumentación con los sistemas de control local. Por otra parte, los niveles 2 y 3 generalmente utilizan comunicación a distancia, es decir, sistemas de telecomunicaciones para transferir datos hacia el sistema de supervisión y control remoto. El último nivel recibe información del sistema de supervisión a través de redes de datos y sistemas computacionales.

El flujo de datos para la planificación de un sistema según este modelo va desde el nivel 4 hacia el nivel 1, mientras que el flujo de datos para la implementación y operación del sistema generalmente va desde el nivel 1 hacia el nivel 4.

Es por ello que en LYM Capacitación basados en este modelo hemos propuesto un curso de AUTOMATIZACIÓN INDUSTRIAL como punto de partida, ya que la diversidad de tecnologías que conforman un sistema automatizado hoy en día, de alguna manera u otra están relacionadas con estos niveles. La especialización de un área tan compleja como la Automatización se logra de una forma integral, conociendo como las tecnologías se integran a diferentes niveles y que propósito o función cumple cada tecnología en cada nivel.

Ing. Gerardo Leal, MSc